Yann Leto_Cristina de Miguel_Eloy Arribas/ Aullidos!

Aullidos / Yann Leto_Cristina de Miguel_Eloy Arribas

Del 14 de septiembre al 31 de octubre

I saw the best minds of my generation destroyed by madness, starving hysterical naked,

dragging themselves through the negro streets at dawn looking for an angry fix,

Estos son los primeros versos de Howl (Aullido), mítico poema estandarte de la Generación Beat, escrito en 1955 por Allen Ginsberg y cuyas estrofas suponen tanto un alegato sobre la dignidad del ser humano como un incómodo y estridente desafío a la conservadora sociedad estadounidense de la época.

Las primeras copias del poema, publicado un año después en la  librería City Lights Books (San Francisco) fueron confiscadas y Howl and Other poems fue sometido a juicio por obscenidad y sus editores llevados a la cárcel. En la sala del juzgado se reunieron expertos no solo para dilucidar los límites entre obscenidad y libertad creativa sino para, incluso, discutir sobre el valor literario del poema y sobre si este podía ser considerado «cultura».

Casi setenta años más tarde, resulta casi descabellado que un poema pueda llegar a ser el motivo de celebración de un juicio. Y es que, en nuestros días, Howl! debería ser un grito desgastado, mercantilizado e idealizado condenado por la extendida tendencia de convertir la contracultura en producto de masas, ¿o tal vez no?

El grupo de pinturas que conforman la exposición se basa en las aristas e interpretaciones que cada artista ha encontrado en una re-lectura del poema como icono, convirtiendo la muestra en un cuestionario sobre la vigencia de los postulados de la Generación Beat en el contexto social actual.

Eloy Arribas. Adonis bowery blackout. Acrílico y cera sobre lienzo.150x162cm. 2019

Para ello, Cristina de Miguel utiliza de forma literal símbolos que aparecen en varios fragmentos del poema.

Cristina de Miguel, Moloch destructor del mundo, óleo sobre lienzo, 140×120, 2019

Otras veces, como en el caso de Moloch destructor del mundo toma un camino metafórico: el jarrón como símbolo de la cultura y las flores como símbolo de la belleza.

En ese camino metafórico se entroncan las piezas que Yann Leto presenta para el proyecto y en las que reflexiona sobre cómo los protagonistas de la Generación Beat marcan un punto de inflexión y hacen de la relación con el grupo parte indispensable de la creación.

…y es que dentro del proceso creativo es habitual pensar en el artista como un ser solitario, que prefiere aislarse socialmente para poder desarrollar su narración sin la interferencia del otro. Yann Leto

Finalmente, Eloy Arribas se centra en el ritmo del poema, en la relación de Gisnberg con el Be Bop y la influencia del jazz en la Generación Beat. Sus piezas están formadas por elementos reconocibles con otros que no lo son tanto, trabajando especialmente en el ritmo y en la composición, haciendo asociaciones inesperadas y continuos cambios de cadencia. Zonas de color en medio de espacios vacíos, inconexión, suciedad, calle, flores, sexo y muerte. “Blackout” (apagón) rodeado de verde y marcas hechas con elementos industriales, cubos y maderas empapadas en pintura.

Y es que, en 1956, Howl nació como poema radicalmente ofensivo y seis décadas más tarde la pregunta es si sigue existiendo una sociedad ofendible cuyo miedo e indignación pueda seguir dotando de vida a sus estrofas.