FOD_Maillo_Keke Vilabelda / Ruinas.Paisaje.Periferia

Ruinas. Paisaje. Periferia / FOD_Maíllo_Keke Vilabelda

Exposición abierta del 14 de abril al 28 de mayo de 2016

La exposición colectiva planteada por la galería Herrero de Tejada a partir de la obra de FOD, Maíllo y Keke Vilabelda toma como elemento unificador la cuestión de la ruina desde el punto de vista de la crisis económica presente, que es una cuestión que atraviesa la propuesta de estos tres artistas como la famosa serpiente del conjunto escultórico del Laocoonte, otro modelo de obra clásica a fuer de ruinosa.

En ‘Ruinas. Paisaje. Periferia’, los artistas reflexionan tanto sobre los modelos socio-económicos vigentes que generan paisajes inacabados o ruinas prematuras como sobre el obsceno a la vez que poético espectáculo arquitectónico consecuente.

La colectiva de FOD, Maíllo y Keke Vilabelda se sitúa en la tradición del cuestionamiento crítico del presente a través de su desprecio hacia lo heredado.
Ernesto Castro

El punto de partida se encuentra en Brand New Ruins, Struts y Detroit, proyectos exhibidos anteriormente por los tres artistas que tienen como nexo común una serie de paisajes aterritoriales, una des-arquitectura.

Me interesa mucho la des-arquitectura, esa especie de limbo en el que se sitúan ciertos espacios que tienen mucha relación con mi propuesta acerca de construcciones sin terminar que llegan a ser ruinas antes que edificios.
Keke Vilabelda

 

Ese nexo común, ese hilo conductor, se cristaliza en una conversación a cuatro bandas entre los tres artistas y el filósofo a modo de diálogo socrático en el que durante 4 semanas se volcaron conceptos, reflexiones y referentes, enriqueciendo los proyectos precedentes y creando uno solo con identidad propia.

La arquitectura no se puede obviar, va necesariamente ligada al ser humano, es el elemento modificador del paisaje y como tal nos conduce de forma directa a reflexionar sobre nuestra posición como parte integrante de esa arquitectura.
FOD

La colectiva de FOD, Maíllo y Keke Vilabelda se sitúa, por lo tanto, en esta tradición de cuestionamiento crítico del presente a través de su desprecio hacia lo heredado, pero también se podría entender que el suyo es un planteamiento próximo a la idea del bricoleur de Levi-Strauss (a través de Tomás Pollán), siendo el bricoleur aquel que intenta componer su propia identidad creativa a través de los fragmentos preexistentes que se encuentra a su alrededor, de las morfologías específicas del entorno, en lugar de imponer sobre la materia planes de ingeniería agresiva.

Pienso, respecto a la periferia, que es ahí precisamente, en el extrarradio y sus desiertos, donde se ve lo que hay debajo del telón. Aparece, como dice Félix Azua, la verdad de la nada.
Maíllo


Catálogo


Dossier exposición


Texto de Ernesto Castro