Los dos piés del ciempiés – José Dean

Los dos pies del ciempiés/ José Dean

LOS DOS PIES DEL CIEMPIÉS

por María García Marqués

 

“Sin embargo, soy feliz
cuando voy en coche con mi hermano bebiendo una pinta del Old Crow.
No vamos a ningún sitio, Conducimos sin más.
Si cerrara los ojos durante un minuto no sabría dónde estoy
y me tumbaría encantado a
dormir para siempre
a la orilla de la carretera.”

Fragmento del poema “Bebiendo en el coche” (1970) de Raymond Carver(1938 – 1988)

 

No es casualidad que, hablando con José Dean sobre su pintura, apareciese el nombre del poeta y escritor Raymond Carver como uno de sus referentes. Inmediatamente me vino a la cabeza este fragmento del poema “Bebiendo en el coche”, en el que Carver, a la deriva y sin rumbo, nos transporta a ese momento de felicidad que le produce ir conduciendo mientras se bebe una pinta de Old Crow. El poema termina “pero mi hermano me da un suave codazo. / En un momento va a pasar algo”.

Algo sucede en los poemas de Carver, similar a lo que sucede en la pintura de Dean.

La huida de los grandes relatos, el foco en lo cotidiano -incluso banal- pero siempre bajo un prisma de esperanza, un optimismo crudo y casi infantil, que nos golpea y nos atraviesa sin más. Conducir por una carretera perdida sin ningún rumbo, romper un huevo frito antes de echarlo a la sartén o una canción que empieza a sonar y no la esperábamos. Algo de repente sucede, algo se revela en esos instantes de cotidianeidad que nos transportan a un lugar lejano pero familiar, un lugar que rebosa en los más íntimo de nosotros.

Cuando Dean se enfrenta al cuadro en blanco no hay idea previa antes de empezar, sino el mero juego con la pintura y la proliferación del lenguaje pictórico.

Sin embargo, en ese proceso, el espacio del cuadro aparece como lugar abierto a las interrupciones singulares y cotidianas que pueden surgir en cualquier momento. Su perro ladrando en el estudio, una canción que suena de fondo o un recuerdo que llega de forma inesperada. Todo ello participa en la pintura y acaba formando parte de ella; lo que sucede sin pensarlo, lo que llega, la revelación de algo que estaba a la espera de ser descubierto. Aquí la pintura es lo que se ve, pero también todo lo que puede influir en ella.

 

Mallarmé decía que en una tirada de dados influye tanto el azar como la corrección humana sobre este. De la misma manera que dejamos al azar los números que obtendremos, tomamos la decisión consciente de lanzar esos dados sobre un lugar determinado. Dean toma la decisión consciente de lanzar los dados sobre el lienzo en blanco. Primero viene la mancha, una línea, un fondo; después algo sucede, una revelación, un accidente, algo que le conduce hacia un terreno emocional que no esperaba y que le lleva a indagar en ese lugar en una tensión constante con la propia pintura. El acto de pintar entendido como ritual, donde cada parte del proceso es fundamental, pero a la vez, se puede prescindir de todo porque el objetivo no es más que llegar a la propia pintura y dejarse arrastrar por ella.

Las imágenes que encontramos en sus obras, responden a lo más emocional de su pintura, son figuras que nos reemiten a lo infantil y elemental, pero con un resquicio de ironía que hace que en ocasiones rocen lo perverso. En esta continua tensión entre la búsqueda del lenguaje formal de la pintura y la indagación en el terreno emocional, las fronteras entre lo figuración y la abstracción se diluyen y las imágenes acaban siendo seducidas por el propio juego de la pintura y la materialización de su lenguaje.

Un camello al que no se le termina de ver el hocico, dos patas de un ciempiés, dos piernas jugando con una naranja. No vemos el resto, pero sabemos que está ahí. Lo que no se pinta, también se encuentra en algún lugar, que se intuye o se imagina. Por un lado, sus obras, nos dan una visión caótica y fragmentaria de las experiencias que residen en su memoria, pero a la vez, estos fragmentos constituyen una visión de conjunto que termina por completarse con nuestra mirada y que nos habla de nuestro paso por el mundo y nuestra dimensión como seres humanos.

Dos pies de un ciempiés es la primera exposición individual de José Dean en la Galería Herrero de Tejada. La serie de obras que se muestran tiene en común el interés en las experiencias vitales como impulso transformador del proceso creativo. Sus obras no tratan de poseer un significado especifico, ni de construir una narrativa; simplemente llevarnos a un lugar y dejarnos atravesar por él.

“Cuando Dean se enfrenta al cuadro en blanco no hay idea previa antes de empezar, sino el mero juego con la pintura y la proliferación del lenguaje pictórico”

Dummy. 195x130cm. Acrílico, óleo y spray sobre lienzo. 2021

DUMMY

Acrilico, óleo y spray sobre lienzo
195x130cm.
2021.

2.300 € + IVA

Clot. 130x97cm. Acrílico, óleo y spray sobre lienzo. 2021

CLOT

Acrílico y spray sobre lienzo.
130x97cm.
2021.

1.600 €+ IVA

Bright side of life. 130x97cm. Acrílico, óleo y papel sobre lienzo. 2021

BRIGHT SIDE OF LIFE

Acrílico y óleo sobre lienzo.
130x97cm.
2021.

1.500 € + IVA

“Primero viene la mancha, una línea, un fondo; después algo sucede, una revelación, un accidente, algo que le conduce hacia un terreno emocional que no esperaba y que le lleva a indagar en ese lugar en una tensión constante con la propia pintura.

Subaru. 162x162cm. Acrílico y spray sobre lienzo. 2021

SUBARU

Acrílico y spray sobre lienzo.
162 x 162cm
2021.

2.250 € + IVA

After party. 92x73cm. Acrílico y óleo sobre lienzo. 2021

AFTER PARTY

Acrílico y óleo sobre lienzo.
92x73cm.
2021.

1.100 € + IVA

Jose dean Herrero de tejada

©Jose Dean

Jose Dean Herrero de Tejada
Jose Dean Herrero de Tejada
Junco. 146x114cm. Acrílico y óleo sobre lienzo. 2021

JUNCO

Acrílico y óleo sobre lienzo..
146x114cm
2021.

1.900 € + IVA

Carnaval. 100x81cm. Acrílico y óleo sobre lienzo. 2021

CARNAVAL

Acrílico y óleo sobre lienzo.
100x81cm.
2021.

1.200 € + IVA

Lo externo a lo que es el acto de pintar, mis emociones, el perro jugando al lado, la canción que suena, todo esto influye, afecta a la pintura, pero por encima está mirar la pintura como pintura. Al final puede que esa pintura no tenga nada que ver con todas las cosas externas que han ido interviniendo, seguramente sea así, pero no estaría ahí sin ellas.

Jose Dean

Palomo. 92x73cm. Acr¡lico y spray sobre lienzo. 2021. copia

PALOMO

Acrílico y spray sobre lienzo.
92x73cm
2021.

1.200 € + IVA

Puntillita. 92x73cm. Acr¡lico sobre lienzo. 2021

PUNTILLITA

Acrílico sobre lienzo.
92x73cm.
2021.

1.100 € + IVA

Bathroom. 61x50cm. Acrกlico, óleo y spray sobre lienzo. 2021

BATHROOM

Acrílico y spray sobre lienzo.
61 x 50cm.
2021.

750 € + IVA

Chucu chucu bebe. 130x162cm. Acrílico y óleo sobre lienzo. 2021.

CHUCU CHUCU BEBE

Acrílico y óleo sobre lienzo.
130x162cm
2021.

2.000 € + IVA

Palmera. 97x130cm. Acrกlico, óleo y spray sobre lienzo. 2021

PALMERA

Acrílico, óleo y spray sobre lienzo.
97x130cm
2021.

1.600 € + IVA

Salvaje oeste. 130x97cm. Acrílico y spray sobre lienzo. 2021

SALVAJE OESTE

Acrílico y spray  sobre lienzo.
130x97cm
2021.

1.600 € + IVA

Margarita. 150x150cm. Acrílico, óleo y ceras sobre lienzo. 2021

MARGARITA

Acrílico, oleo y ceras sobre lienzo.
150x150cm
2021.

2.100 € + IVA